Levantamiento De Senos (Mastopexia)
ANESTESIA: General

A consecuencia de la alimentación materna o la edad, los senos van cayendo, perdiendo la belleza del contorno corporal, uno de los atractivos esenciales de la mujer, esto puede causar en muchas pacientes trastornos emocionales. Es fácilmente corregible y nuevamente esa sensual belleza ser recuperada mediante esta cirugía. 

Se trata de poner los tejidos en su sitio, lo mismo que la areola – pezón, por esta circunstancia las cicatrices  son en forma vertical como en la mamoplastia de reducción. Si desea aumentar los senos, pueden ponerse las prótesis en el mismo acto quirúrgico

PREOPERATORIO: En las consultas previas a la intervención es necesaria la exploración mamaria, la medición de ciertos parámetros y la realización de fotografías. La exploración mamaria junto con la edad y los antecedentes servirán para realizar otras pruebas complementarias (ecografía, mamografía, etc.) antes de la operación. Las mediciones ayudarán para decidir la técnica a emplear y las fotografías servirán para evaluar el resultado.

INCONVENIENTES Y RIESGOS: Toda cirugía lleva implícito unos inconvenientes y riesgos que hay que conocer y aceptar. Generalmente no se producen grandes complicaciones.

Después de la cirugía habrá dolor que es bien controlado con analgésicos. También aparecerán amoratamientos, inflamación y alteraciones de la sensibilidad que serán temporales. Necesariamente quedarán cicatrices de diversa longitud y localización que con el tiempo tenderán a ser poco visibles.

Los riesgos son los propios de la anestesia y los derivados de la cirugía, fundamentalmente el sangrado, los hematomas (colecciones sanguíneas), las infecciones, pérdida parcial de la piel, alteraciones duraderas de la sensibilidad del complejo areola-pezón, problemas de cicatrización (ensanchamientos, hipertrofias y queloides), asimetrías de las mamas y de los complejos areola-pezón. No existe riesgo de no poder amamantar en el futuro ya que no se seccionan los conductos que conducen la leche al pezón. Las fumadoras tienen más riesgo de padecer pérdidas de piel y problemas de cicatrización.

Incapacidad: 15 días